Quienes quieran educar a los demás, deben educarse a sí mismos. Quienes quieran influir en los jóvenes, deben mantenerse jóvenes y trabajar incesantemente en sí mismos.

Simon Gfeller, pedagogo y escriptor suizo (1868 - 1943)

Docencia
geografía e historia local, cerámica precolombina, diseño de líneas, mundo espiritual, actividad sensomotora
Por: Thomas Wildgruber, septiembre 2019, Primera publicación en el erziehungskunst 5/2019

Diseno de formas – un nuevo arte mundial


La Pedagogía Waldorf hoy en día vive en casi todos los continentes y en muchas culturas después de casi 100 años. El origen de este despliegue es Europa. En muchas visitas a "colonias" Waldorf en el ultramar, me preguntaba si este impulso cultural centroeuropeo tenía su justificación en la educación, por ejemplo, en India, China o América Central y del Sur, en culturas que sufrieron o fueron destruidas por el colonialismo europeo. El enfoque de la antroposofía en el empoderamiento y la libertad del individuo me parece actual y necesario hoy en día, en vista de la intelectualización y estatificación unilateral a nivel mundial del sistema escolar. Un ejemplo de diseno de formas.

Hoy más que antes, la sociedad mundial necesita individuos libres e independientes que puedan encontrarse sin prejuicios. Pero en su equipaje, el movimiento Waldorf arrastra una gran cantidad de lastre no reflejado. Muy a menudo, cuando pregunto por qué un maestro o una maestra hace esto o aquello, recibo la respuesta: “Porque me han dicho que lo haga de esta manera”. Voy a elegir solo un ejemplo: Diseño de Formas, esta es una asignatura escolar única, para la cual tenemos tradiciones y recomendaciones, pero no un plan de estudios obligatorio. En los países que visité, está firmemente establecido que la práctica del cuarto año escolar es dibujar formas entrelazadas que se originan en diseños del norte de Europa, celtas o langobardos. Ciertamente, es pedagógicamente efectivo para practicar con estas formas las curvas que fluyen y el momento de despertar del arriba y abajo. Pero fácilmente pasamos por alto el hecho de que el estudiante que dibuja y percibe se identifica con un gesto y significados que provienen de un impulso espiritual muy específico.

 

Rudolf Steiner describe esto en una conferencia sobre signos y símbolos ocultos: "Imagina cómo el artesano individual (medieval) disfrutó de cada una de sus piezas, cómo se vertió su alma en ella. Había un pedazo de su alma en cada cosa. Y donde hay alma en la forma externa, los poderes del alma también fluyen sobre quien la ve y la contempla. ... todo esto vierte una corriente de fuerzas en el alma humana, que lleva al hombre a una cierta dirección, ... Lo que el hombre ve, lo que se vierte en su alma desde su entorno, se convierte en una fuerza en él. Luego se forma a sí mismo, hasta su próxima encarnación." (1)

 

Para la orientación real de los niños de 10 a 11 años en su mundo, el plan de estudios Waldorf apunta a explorar la geografía y la historia local. En el Diseño de Formas, uno puede profundizar esto buscando los signos y símbolos de las culturas locales y transformándolos didácticamente en rastros lineales de movimiento.

 

En cursos de formación sobre la didáctica del arte en Perú y Bolivia con profesores fuertemente arraigados en la cultura aimara e inca, tuve que experimentar que el diseño de temas de la tradición cristiana europea provocó una especie de torozón mental. Y así, comenzamos a buscar motivos en su mitología y en los signos y símbolos de la cerámica o del arte textil precolombino y a prepararlos de forma didáctica para el Diseño de Formas.  Eso los hizo creativos, porque ya no podían confiar en la didáctica excelentemente sofisticada de Ars Lineandi por Rudolf Kutzli (2), por ejemplo. Con la alegría de descubrimiento y diligencia desarrollaron algo nuevo. Con el desarrollo propio, un maestro se relaciona con sus discípulos mucho más intensamente que con las cosas heredadas; una característica de calidad de la educación interpersonal. Continué este impulso en la India, en China y en varios países de América Central y del Sur.

 

Cuanto más antes y original sea el diseño de la línea de las culturas antiguas o indígenas, más se acercará a lo que Rudolf Steiner describe: "Los signos y símbolos ocultos se extraen de la esencia de las cosas y, por lo tanto, muestran cómo podemos ver a través de ellos las relaciones de los mundos espirituales ."

 

Si un maestro puede realmente profundizarse en los diseños y los efectos de estos movimientos de las líneas, que de hecho actúan como fuerzas de forma o modeladoras en todos los seres vivos, entonces podrá conectar esto fácilmente con las caracterizaciones de Steiner sobre el dibujo y pintura en el segundo septenio: “Son fuerzas que habían sido depositadas en el niño por el mundo espiritual; en ellas había vivido el alma del niño inmersa en el mundo del espíritu, antes de la concepción. Primero actúan conformando la cabeza como fuerzas corpóreas y desde los siete años lo hacen como fuerzas psíquicas. De modo que, en el período posterior a los siete años, ejerceremos nuestra acción docente emanada de la sana autoridad haciendo uso de aquello que el niño practicó antes como imitación, cuando dejaba que estas energías impactaran inconscientemente en su cuerpo. Si mas tarde el niño se convierte en un escultor, dibujante o arquitecto, en un buen arquitecto que trabaja a partir de las formas, ello se debe a que esa persona tiene la predisposición a retener un poco mas en la cabeza las fuerzas que dentro de él irradian hacia abajo, de manera que en la edad adulta esas fuerzas infantiles siguen irradiando hacia abajo. Pero si no se las retiene si en el cambio de dientes todo se transfiere a lo puramente anímico, nos encontramos con niños que no tienen predisposición para el dibujo, la escultura o arquitectura y que nunca pueden convertirse en artistas plásticos.“ (3)

 

Los lenguajes de signos de las culturas antiguas e indígenas provienen de la conexión directa de aquellos tiempos y pueblos con las fuerzas creadoras elementales del mundo; éstas no se explican. Por lo tanto, uno tiene que empatizarse en los gestos de sus lenguajes de líneas. Esto también es parte de la profunda preparación creativa de un maestro. Me gustaría mostrar un ejemplo de lo que me ha dado una explicación a mi enigma sobre el significado de un motivo: una combinación de líneas que aparece una y otra vez en la arquitectura, la cerámica y el arte textil desde los Mayas en México hasta los Mapuches en el sur de Chile. La composición de una espiral con escalones, una combinación armoniosa de líneas curvas y rectas.

Se dice que la espiral representa el tiempo - en ciclos, las escaleras representan el espacio. Esto resume la cosmovisión de las culturas antiguas en un signo compuesto. La mayoría de ellas hay tres escaleras que simbolizan la tripartición del mundo: el mundo inferior (Ukhu Pacha) representado por serpientes, peces, reptiles, el mundo medio el de los humanos (Kay Pacha), representado por el jaguar o el puma, y el mundo superior (Hanaq Pacha), representada por el águila o el cóndor.

De esta manera los estudiantes trabajaron en este tema

en Bolivia

en Guatemala

 

Motivos de estampados de rodillos del arte textil mexicano y colombiano

Jóvenes en las montañas de Antioquia en Colombia trabajaron en un museo con elementos arqueológicos: husos de hilado de arcilla, que habían sido diseñados por mujeres indígenas con patrones individuales (alrededor del siglo V d. C). Los jóvenes practicaron en un Taller de Diseño de Formas los gestos de las formas a gran escala y se mostraron visiblemente felices cuando presentaron sus resultados al museo.