Quienes quieran educar a los demás, deben educarse a sí mismos. Quienes quieran influir en los jóvenes, deben mantenerse jóvenes y trabajar incesantemente en sí mismos.

Simon Gfeller, pedagogo y escriptor suizo (1868 - 1943)

Docencia
Digitalización, aprendizaje digital, protección de datos, algoritmo, recursos educativos, empresas de alta tecnología, programas educativos Google, estrategias de mercado, libertad en educación, Silicon Valley, relación alumno-docente, habilidades sociales
Por: Katharina Stemann, febrero 2018,

La googlificación en el aula: la invasión de la alta tecnología en nuestras escuelas


Los posters de las paredes del aula dicen: «¡Sueña!», «¡Ríete!». Y parece irónico que estos posters nos recuerden una infancia que hace tiempo se fue. Algunos niños de tercero se sientan en cajas de plástico. También hay algunas mesas altas con iPads en las que algunos alumnos están ocupados colgando posts y tuits. Estos niños utilizan Seesaw, una carpeta digital para alumnos donde docentes y padres pueden ver el trabajo del alumno y comentarlo. Kalya Delzer, la maestra de tercero, la llama el aula Starbucks para niños.

El Café Starbucks de Delzer ha causado un revuelo mundial. Delzer ha sigo elegida por la empresa mediática estadounidense PDBS como la mejor innovadora digital del estado de Dakota del Norte y se ha convertido en una de las conferenciantes TED más conocidas en el mundo. (1)

 

En la charla que dio en la sede central de Twitter, Delzer habló de innovación digital. Sus alumnos tuitean a diario. Es así como aprenden sobre la ciudadanía auténtica y que su mundo es mucho más grande, dice Dezler. Publican para el mundo, es lo que les motiva. Delzer dice, «nuestro cometido como docentes es dar la palabra a todos los alumnos». En las reuniones de padres y madres les enseña cómo seguir a sus hijos en Instagram.

 

El argumento de Delzer parece absurdo: Aprender «ciudadanía auténtica» en el mundo de las redes sociales que alimenta la autopresentación y la autoptimización? Los alumnos tuitean para el mundo y se acostumbran a la vida en «modo deshacer» a una edad temprana. (2) Es el modo que les enseña la autooptimización temprano y hace reversible sus biografías.

Delzer cobra varios miles de dólares por dar charlas en congresos de docentes.

 

Amazon, Apple, Google y Microsoft ofrecen programas para que los docentes se conviertan en Embajadores Tecnológicos. Apple, por ejemplo, ofrece el Apple Distinguished Educators Program. (3) Los embajadores utilizan conferencias, blogs y redes sociales para anunciar tecnología para el aula. A cambio reciben regalos y se les reembolsan los gastos de los viajes. Algunas empresas ofrecen precios reducidos si los docentes les adoptan como socios exclusivos.  

 

Actualmente, la mitad del alumnado de las escuelas de primaria y secundaria de Estados Unidos (es decir, más de treinta millones de niños y niñas) utilizan programas de Google como Gmail y Doc. Pero los expertos alertan: «Las escuelas dan a Google más de lo que reciben». El aviso sobre privacidad de Google informa al usuario los datos que recaba Google Education Service, a saber: la localización y cómo el usuario utiliza los servicios Google. Google detecta inmediatamente la localización si un alumno se conecta desde su casa. Las escuelas animan a sus alumnos a cambiar su cuenta Google estudiante por una cuenta Google regular tras su graduación (4). Así pues, las empresas consiguen perfiles mucho mejores de los usuarios, lo que permite la publicidad personalizada. Esto también incrementa el valor de la empresa en la bolsa.

 

Google ha organizado por todo el mundo los llamados GEG (Google Educator Groups) para que los docentes intercambien ideas. Google patrocina conferencias sobre educación y utiliza a los educadores para que prueben sus productos. Estos ayudantes voluntarios hacen posible que Google abra nuevos mercados. Lo podemos llamar un efecto en el que todos ganan de la economía libre moderna (5): utilice la infraestructura gratuitamente y pague con su libertad.

 

A los administradores de la escuela pública de Chicago les llevó años negociar con Google los términos de uso y la protección de la privacidad. La ciudad de Chicago quería recortar costes a la vez que mantenía el control sobre los derechos de Google por la utilización de los datos recogidos con sus aplicaciones. Las diferencias entre los intereses de la empresa y los valores de la escuela se pusieron rápidamente de manifiesto cuando los administradores pidieron a Google que firmara un contrato aceptando cumplir con la Ley federal de Derechos Educativos y Privacidad de la Familia. (4)

 

Los abogados que actuaban en representación de la Autoridad Educativa de Chicago se sorprendieron al encontrarse con que Google, como respuesta, simplemente les envió el enlace de su política de privacidad. Estos enlaces se pueden modificar fácilmente. Tras una larga lucha, Google finalmente aceptó cumplir con la Ley federal de Derechos Educativos y Privacidad de la Familia. La Autoridad Educativa de Chicago dice que están satisfechos.

 

El caso de Chicago puso sobre la mesa un debate antiguo: ¿deben los alumnos al dejar el colegio llevarse consigo simplemente conocimientos o un conjunto de habilidades?

Silicon Valley parece haber encontrado la respuesta: La transferencia de conocimiento mediante la tecnología digital es más precisa, tiene más éxito y fomenta mejor la independencia que los métodos tradicionales basados en la interacción alumno-docente.  

 

En varios estados de los EE.UU, el director general de Netflix, Reed Hastings, ha probado un programa matemático popular, el DreamBox Learning, basado en los principios del negocio de Netflix. Algoritmos similares a los que usa Netflix, deciden qué lecciones ven los alumnos. El programa contiene videojuegos animados con lecciones de matemáticas que presentan marcianos y animales. Los alumnos pueden ganar créditos que se pueden canjear por recompensas virtuales. Algunos padres están preocupados por el potencial adictivo del programa; dicen que sus hijos se levantan a las 5:30 de la mañana porque quieren jugar a DreamBox.

 

Hastings señala que las lecciones están mejor diseñadas para los alumnos individuales porque registran el progreso del alumno con mayor detalle y proporcionan información a los docentes sobre los conceptos matemáticos que más cuestan al alumno. La Universidad de Harvard ha realizado una investigación que muestra que algunos alumnos sí han obtenido mejores notas en matemáticas. Sin embargo, los expertos comentan que la influencia del docente también hay que tomarla en consideración. (7)

 

Muchos de los superhéroes del siglo XXI están probando sus ideas en las escuelas. Uno de ellos es Mark Zuckerberg de Facebook, quien está intentando descubrir cómo motivar a los alumnos a aprender por su cuenta mediante una plataforma digital. Actualmente está llevando a cabo su investigación en más de cien escuelas estadounidenses. Los docentes, por lo tanto, se convierten en asistentes. Los alumnos deciden la secuencia personal de sus lecciones y después de cada unidad responden a un test de respuesta múltiple. (7)

 

Pese a que la investigación muestra que aprender con ordenadores portátiles (¡especialmente en casa!) tiene un efecto negativo en los resultados de los alumnos (8), los líderes de los gobiernos, fundaciones, autoridades educativas, etc. todavía consideran que hace falta digitalizar más la educación. Esto ha desatado una tendencia sorprendente: los padres que se lo pueden permitir, incluso altos cargos de Silicon Valley (9), mandan a sus hijos a las llamadas escuelas alternativas donde el arte, les actividades al aire libre y las habilidades sociales desempeñan un papel fundamental y donde el aprendizaje digital es marginal. En los últimos años, en los Estados Unidos ha crecido considerablemente el índice de escolarización en casa (8). La diferencia entre los acomodados y los pobres, por tanto, está creciendo. Son especialmente las familias más pobres las que están expuestas a la tendencia de digitalización de las escuelas.

 

Otro ejemplo de cómo los intereses empresariales tienen por objetivo las escuelas son las empresas que ofrecen recursos educativos sin coste alguno, por su puesto. El material está bien presentado, con una investigación bien hecha, permite ahorrar tiempo y se puede utilizar directamente en clase y a la vez que se posiciona sutilmente el producto.

 

Tomemos por ejemplo la multinacional frutera Dole. La empresa atrae docentes con el eslogan «Todo lo que necesitas para que a sus alumnos les entusiasme comer frutas y verduras». La herramienta Dole 5 A Day incluye fichas de trabajo sobre comer sano, aventuras de nutrición creativa, recursos multilingües y un paquete amplio para la puesta en escena de un musical, con las cintas, las letras de las canciones, etc., todo diseñado para promover una dieta sana. (6) El docente se puede descargar todo el material fácilmente en la página web de Dole.

 

Creo que es el momento de volvernos a plantear preguntas básicas: ¿Cuál es el papel del docente?, ¿Para qué necesitan los alumnos a los docentes?; ¿Cuál es el papel del docente para qué grupo de edad de alumnos?; ¿Cuándo tiene sentido utilizar los medios digitales en clase, cuándo no, y a qué edad?; ¿Cómo mantenemos fuera del aula los intereses económicos?; ¿Por qué es el arte de la educación más importante que nunca?; ¿Por qué es más importante que nunca el significado de la educación como arte?; ¿Cuál es el significado de la educación como arte y el arte de la educación?

 

Finalmente, no olvidemos los aspectos sociales del aprendizaje. Niños y adolescentes no solo aprenden de sus docentes, también de y con sus compañeros. ¿Cuál es la importancia de la interacción con personas reales en el proceso de aprendizaje?; ¿Tienen las habilidades sociales un papel central? Responder a estas viejas preguntas es fundamental para el futuro.

 

 

Katharina Stemann es una entusiasta del crecimiento internacional del movimiento Waldorf y de la gente que funda escuelas en medio de los problemas que hay en todo el mundo. Estudió antropología cultural y trabajó para el movimiento internacional Waldorf en Berlín, en el contexto de los Amigos de la Pedagogía Waldorf. Actualmente es editora de la plataforma Recursos Waldorf y también trabaja para la Sección Pedagógica y el Foro Internacional de la Pedagogía Waldorf/Steiner.

 

Traducido por Mercè Amat

 

Bibliografía

(1) Delzer, Kayla: YouTube Video, Twitter Headquarters, 2016. https://www.youtube.com/watch?v=bKgACeH0Fvs

(2) Schmidt, Robin: Der digitale Wandel als Gesellschaftssituation. Vortrag bei der Tagung Digitale Zeit. Pädagogik. Perspektiven. Goetheanum, Septiembre de 2017.

(3) Singer, Natasha: Silicon Valley Courts Brand-Name Teachers, Raising Ethics Issues, New York Times, Septiembre de 2017. https://www.nytimes.com/2017/09/02/technology/silicon-valley-teachers-tech.html?smid=fb-share

(4) Singer, Natasha: How Google Took Over the Classroom, New York Times, Mayo de 2017. https://www.nytimes.com/2017/05/13/technology/google-education-chromebooks-schools.html?action=click&contentCollection=Technology&module=RelatedCoverage&region=Marginalia&pgtype=article

(5) Brand eins: Ich zahle gern, 19. Jhg, Junio de 2017.

(6) Dole: http://www.superkidsnutrition.com/nc_dole5aday/ y Educationworld: http://www.educationworld.com/a_curr/curr110.shtml

(7) Singer, Natasha: The Silicon Valley Billionaires remaking America’s Schools, New York Times, Junio de 2017.https://www.nytimes.com/2017/06/06/technology/tech-billionaires-education-zuckerberg-facebook-hastings.html?action=click&contentCollection=Technology&module=RelatedCoverage&region=Marginalia&pgtype=article

(8) Dr. Screen-Free Mom: The rich get smart, the poor get technology: the new digital divide in school choice, screen-free parenting, Noviembre de 2017. www.screenfreeparenting.com/rich-get-smart-poor-get-technology-new-digital-divide-school-choice/

(9) Richtel, Matt: A Silicon Valley School that doesn’t compute. New York Times, Octubre de 2011. http://www.nytimes.com/2011/10/23/technology/at-waldorf-school-in-silicon-valley-technology-can-wait.html

 

Para saber más:

Ehrenhauser, Astrid: Kleine Geschenke mit Nebenwirkung. Google in der Grundschule, taz, Octubre de 2017.

Lembke, Gerald: IT-Lobbyisten in den Klassenzimmern, Süddeutsche, 13 de septiembre de 2017. http://www.sueddeutsche.de/bildung/schule-it-lobbyisten-machen-vor-den-klassenzimmern-nicht-halt-1.3663067

Maurer, Mathias: Die «soziale Industrie» frisst unsere Kinder, erziehungskunst, Noviembre de 2011. http://www.erziehungskunst.de/artikel/zeichen-der-zeit/die-soziale-industrie-frisst-unsere-kinder/



Al principio

YEP! young eurythmy performance
vie 15.09.2017 - jue 15.03.2018
School’s over and Life can begin – what now?    yep! stands for Young Eurythmy...
Conferencias Regionales sobre la importancia del sueño
dom 01.10.2017 - sáb 31.03.2018
  Una invitación a colaborar   El IASWECE Birth to Three Working Group está preparando...
International Training Weeks
lun 12.03.2018 - jue 29.03.2018
  High School Education at Steiner Waldorf Schools 1st WEEK | 12 – 16 MARCH 2018...
10th International Refresher Course Week
vie 23.03.2018 - jue 29.03.2018
    EASTER 2018  Main Focus Class 10       Dear...
ENSWaP Conference 2018
vie 13.04.2018 - dom 15.04.2018
“Digital Reality in the Waldorf School” 13-15 April 2018 Bologna, Italy Digital technology has...

 

 

Haz tu donación

 

 

 

Registrarse al boletín

Con el amable apoyo de