Quienes quieran educar a los demás, deben educarse a sí mismos. Quienes quieran influir en los jóvenes, deben mantenerse jóvenes y trabajar incesantemente en sí mismos.

Simon Gfeller, pedagogo y escriptor suizo (1868 - 1943)

Desarrollo personal
El estudio del hombre como base de la pedagogía, pensamiento, voluntad, atardecer, despertar, espíritu-pasado, espíritu-futuro
Por: Florian Osswald, diciembre 2016, Circular de la Sección Pedagógica No. 59

Consideremos la noche – 2ª Parte


Vamos a continuar explorando una breve práctica que se basa en una conferencia de Rudolf Steiner del 10 de octubre de 1918. (1) Se trata de hacer una especie de ejercicio de retrospección que incluye los pasos siguientes: por la mañana, justo después de despertarte, tómate un momento y haz una pequeña pausa para repasar brevemente la mañana, la noche y el atardecer. Imagínate a ti mismo yendo atrás en el tiempo hasta el momento en el que te despertaste. Tal vez te puedes ver vistiéndote, lavándote los dientes, haciendo la cama o abriendo la ventana. Da otro paso más hacia atrás. Ahora llegas a una especie de umbral. Y sigue yendo hacia atrás, "hacia la noche", como si dijéramos. Tal vez recuerdes un sueño. Habitualmente, no tenemos ningún recuerdo de cómo hemos dormido, ocurre de forma inconsciente. Sigue yendo hacia atrás hasta que llegues al momento en el que te dormiste. ¿Cuáles fueron tus últimos pensamientos? Sigue yendo marcha atrás unos momentos más, hasta el atardecer, y detén el ejercicio.

En la primera parte del artículo se analizaban los momentos de transición entre el momento de dormirse y el de despertar así como algunas ideas preliminares acerca del sueño, el "lado nocturno" de la consciencia. En esta segunda parte consideraremos las conexiones entre esta práctica y el análisis de El estudio del hombre como base de la pedagogía.

Los fundamentos de la experiencia humana y conceptos vivientes 

El estudio del hombre como base de la pedagogía (2) es, como su título indica, la base de Steiner para la implementación real de su impulso pedagógico. Esta compilación de conferencias contiene una serie de retos para mucha gente. Un ejemplo de ello es la segunda conferencia de Steiner, en la que desarrolla un nuevo tipo de psicología que se puede experimentar y que toma en consideración la vida espiritual antes del nacimiento y después de la muerte.

 

Su punto de partida son los conceptos de "pensamiento" y "voluntad". ¿Cómo podemos desarrollar una imagen clara de estos dos términos? En El estudio del hombre como base de la pedagogía Steiner caracteriza el pensamiento como algo que no tiene una existencia real, sino un carácter pictórico. Para nosotros, es una imagen de realidad. ¿Pero una imagen de qué? La respuesta de Steiner: “De esta forma, en la que la actividad que habéis emprendido en el mundo espiritual antes del nacimiento se refleja en vuestro cuerpo físico, experimentáis pensamiento pictórico”. (3)

 

Así pues, ¿qué es la voluntad? 'No es otra cosa que la semilla que hay dentro de nosotros de lo que será nuestra realidad de espíritu-alma tras la muerte. (4)

 

Crear imágenes mentales, o pensamiento, es, por lo tanto, una representación de nuestra vida tras el nacimiento, lo que Steiner llama espíritu-pasado ("geistvergangen"). Es una imagen de algo que ya no existe. La volición o voluntad, por un lado, está retraída, parece una semilla, una realidad espíritu-alma de lo que será tras la muerte, algo que aún no es, algo que será. Steiner utiliza el término "geistzukünftig", que podemos traducir de un modo aproximado como "espíritu-futuro".

 

Estas cosas están conectadas de forma compleja y aquí sólo las podemos esbozar brevemente. Si quisiéramos entender mejor estas ideas, podríamos investigar los orígenes etimológicos de los términos "imagen mental" y "volición" y cómo ha evolucionado y cambiado el significado de los mismos. Dicha investigación puede arrojar mucha información pero difícilmente despierta un cambio interior auténtico y normalmente no proporciona experiencias conmovedoras. Sin embargo, a veces encontramos ayuda en lugares inesperados. El 10 de octubre de 1918, Steiner pronunció una conferencia en Zurich; ya en aquel entonces estaba explorando los fundamentos de una nueva psicología. En esa conferencia escogió una ruta diferente por la que acercarse a los conceptos gemelos de pensamiento y voluntad: 'Hay dos momentos en nuestras vidas en los que una nueva psicología puede conectar inicialmente con y desde ella misma para volver a los conceptos de pensamiento, voluntad, etc; y ello vuelve a llenar esos dos conceptos de un significado verdadero." (5)

 

Los dos momentos a los que se refiere aquí son el momento de dormirse y el de despertar. Así pues, la práctica descrita más arriba puede contribuir a que entendamos el pensamiento y la voluntad porque nos ayuda a experimentarlos y a practicarlos activamente. Muchas personas saben, porque lo experimentan, que las expectativas descritas en la segunda conferencia son, en efecto, altas. El propio Steiner lo confirma, pero también señala otra forma de enfocarlo:

 

'"Nadie puede entender realmente qué significa decir 'yo imagino', (lo que quiere decir: estoy creando un pensamiento en mi alma, a no ser que realmente capten el momento del despertar por observación (…) ¿Qué ocurre realmente en nuestra alma cuando creamos un pensamiento? El poder que se despliega en tu alma cuando piensas es exactamente el mismo poder que necesitas, si bien a un grado superior, cuando te despiertas". (6)

 

Por otro lado, si observamos cómo nos dormimos, podemos aprender algo acerca de la voluntad.

 

"¿Qué es lo que se transforma en el alma cuando nos dormimos? ¿Cuál es el efecto de retirarse de la realidad física y sumergirse en la realidad espiritual cuando nos dormimos? Es la transformación de la voluntad. (…) No podemos entender verdaderamente la volición si no la tomamos como la base del proceso de dormirnos." (7)

 

Aquí es donde empieza nuestro trabajo. Prestar regularmente atención a los momentos en los que nos dormimos y despertamos es la base a partir de la cual aumenta la comprensión y la noche adquiere más y más significado. ¿Dónde o en qué nos sumergimos cuando nos dormimos? ¿Por qué confiamos en nosotros por la noche? Los animales del trópico realmente no duermen pero en las zonas septentrionales del mundo, la hibernación es crucial para la supervivencia.

 

El sueño humano es un evento excepcional, Steiner lo destaca en su primera conferencia de El estudio del hombre como base de la pedagogía. Una de las primeras tareas de los padres es ayudar a sus hijos a encontrar el ritmo correcto de sueño y vigilia.

 

Tienes una oportunidad de observar por ti mismo cómo la práctica descrita anteriormente influye en tu ritmo de sueño y despertar, cómo tu atención plena tiene un efecto en tu experiencia nocturna.

 

El poeta español Juan Ramon Jimenez capturó el efecto de la noche con sus propias y lindas palabras:

 

Tira la piedra de hoy,

olvida y duerme. Si es luz,

mañana la encontrarás

ante la aurora, hecha sol.

 

De entrada parece un enigma. ¿Qué ocurre mientras dormimos? ¿Qué elementos de la noche permanecen en nosotros? Por la mañana, ¿nos sentimos refrescados y llenos de ideas o tenemos dolor de cabeza y nos sentimos vacíos? ¿Qué se despierta en nosotros cuando despertamos? ¿Y cuál es su relación con lo que nos hemos llevado con nosotros a la noche?  ¿Qué ha sido de los gérmenes del día anterior?

 

Espero que este artículo ayude a enfocar los pasajes citados de la segunda conferencia desde un ángulo distinto.

 

La tercera y última parte de esta serie se centrará en el momento de despertar y de dormirse. Mientras tanto, os deseo que disfrutéis con alegría de vuestra práctica.

 

Florian Osswald, nacido en Suiza, primero estudió ingeniería de procesos. Después de formarse como maestro curativo en el centro Camphill en Escocia, asistió al seminario para la formación de maestros en Dornach. Trabajó como profesor de ciencias y matemáticas en la escuela Rudolf Steiner de Berna durante 24 años y siempre se ha mantenido activo como asesor pedagógico a nivel internacional. Desde el año 2011 Florian Osswald dirige la Sección Pedagógica del Goetheanum en Dornach junto con Claus-Peter Röh.

 

Traducido por Montserrat Babí

 

Notas

(1) Steiner, R. Der geisteswissenschaftliche Aufbau der Seelenforschung von deren Grundlagen bis zu den lebenswichtigen Grenzfragen des Menschendaseins. Zurich, 10 de octubre de 1919, GA 73 (Traducción no disponible en español)

(2) Steiner, R. (2000) El estudio del hombre como base de la pedagogía. Editorial Rudolf Steiner.

(3) Ibid pág.51 de la versión en inglés

(4) Ibid, pág. 52 de la versión en inglés 

(5) Véase nota número 1, pág.258

(6) Véase nota número 1, pág.266

(7) Véase nota número 1, pág. 269



Al principio

II Congreso latinoamericano de formaciones Waldorf
dom 22.07.2018 - mar 24.07.2018
II Congreso latinoamericano de formaciones Waldorf del 22 al 24 de julio del 2018, en Cieneguilla...
YEP Young Eurythmy Performance
sáb 08.09.2018 - dom 31.03.2019
  www.yep-eurythmie.de   Dear Colleagues, please point this out to the students of your...
English Week 2018
dom 11.11.2018 - vie 16.11.2018
For more information write to: Doris Schlott, englishweek(at)t-online.de Information &...
11th International Refresher Course Week
vie 12.04.2019 - jue 18.04.2019
Main Focus Class...
East African Conference
dom 14.04.2019 - jue 18.04.2019
contacto: Victor Mwai, vicmwai(at)gmail.com     Publicaremos información sobre el...

 

 

Haz tu donación

 

 

 

 

Con el amable apoyo de